¿Les pasa lo mismo?

Algunos bogotanos se preguntan si en una ciudad pueden hacer familia, endeudarse en comprar una casa o arriesgarse a montar a una empresa.

Los que ahora están en ese camino empresarial, se ven atafagados por impuestos o esperando a que las grandes organizaciones que los contratan les paguen a 60, 90 o 120 días.

Los que no saben cómo emprender ese camino, se hallan perdidos sin un camino claro o sin saber a dónde acercarse para capacitarse o para tener algún tipo de acompañamiento.

Hay otros que no piensan en hacer empresa, sino que son excelentes empleados, pero no encuentran dónde trabajar porque el desempleo está en aumento.

Otros son los estudiantes que salen del colegio y no pueden acceder a una universidad y no hay suficientes oportunidades de aprender oficios técnicos para tener mejores oportunidades. Y así se quedan hasta después de tener 20 años, hasta que la vida misma casi los obliga a rebuscarse la vida en lo que sea.

¿Y si nos capacitamos?, ¿y si hacemos empresa para mover la economía y generar empleo?, ¿y si entre todos empezamos a movernos y a halar para el mismo lado?, ¿y si nos quedamos a trabajar por Bogotá?

Mi invitación es a que nos quedemos en esta ciudad creando sueños, pero con oportunidades. Somos muchos los que recordamos una Bogotá con cultura ciudadana y aunque hemos visto cómo esta ciudad crece sin planeación, desordenada y sin cultura, aún sabemos que estamos a tiempo de actuar y construir la ciudad que merecemos.

Mi invitación es a que nos quedemos comprometidos para trabajar por la ciudad y por sus familias.  Es posible mejorar la calidad de vida. Esta es la ciudad donde crecimos, donde tenemos amigos, esta es la ciudad que alberga a todos los valientes que llegan de otras partes a la capital buscando futuros y creando nuevas familias.

Quedémonos para hacer nuestros sueños realidad. Estoy convencida que la nostalgia y el deseo por construir una mejor Bogotá es lo que todos tenemos en común y nos motivará para luchar por un cambio verdadero.

Recuperemos esa relación con Bogotá. Reconciliémonos con ella y empecemos una nueva relación basada en la comunicación, el compromiso y el conocimiento.

#QuédatePorBogotá